miércoles, 9 de julio de 2008

Olvidado

El plancton supo organizarse, y de su reunión surgió un plan: actuando juntos y después de tomar unas cuantas víctimas podía surgir una nueva fuerza, impensable para cada uno de ellos. Las cabezas de los exploradores sacrificados para el experimento son sus nuevos ojos y cabezas. Su boca son todos.
Ilustración ya añeja, la hice durante el muy mencionado diplomado, en el taller de acrílico de Felipe Ugalde.

4 comentarios:

aitana dijo...

los exploradores eran una presa fácil... ¿pero logró el plancton derrotar las temibles manadas de ballenas azules y hacerse paraguas con sus barbas?

(comentario no apto para los militantes de Greenpeace)

Me encantan las escafandras. Son bonitas, además de tener un nombre bonito, y un color bonito, y serir para una cosa bonita.

Bonito dibujo.
Bonito también es un pez.

(vaya un comentario que dejé, ¿no?)

aitana dijo...

¿para qué querría el plancton los paraguas, ahora que lo pienso?
¿para resguardarse del agua?. No.
¿Prara resguardarse del sol?. Tampoco.

Mejor que se hicieran con las barbas de las ballenas varillas de corsés.
Eso es.

Belen Garcia Monroy dijo...

Muchisisimas felicidades!
en hora buena!
Un brazo!

Juan Palomino dijo...

...que luego ofertaban a las sirenas, que por estas épocas tienden a engordar; pero ellas, todo el mundo lo sabe, nunca hacen a un lado su vanidad.
Jejeje, sobre todo eso, escafandra es una palabra pocamadre. No se qué evoca, pero sí que evoca.
Belén: Muchas gracias! Saludos. Una pierna! jejeje.